El arte y la música, fundamentales en el desarrollo emocional y cognitivo de niños y jóvenes

La música y el arte cumplen un papel fundamental en la educación de niños y jóvenes, las dos contribuyen en el desarrollo integral y fomentan la creatividad.

El arte y la música, fundamentales en el desarrollo emocional y cognitivo de niños y jóvenes.

La integración del arte y la música con la educación infantil y juvenil ha sido un tema de interés para profesores y padres de familia en los últimos años. Aunque muchos han intentado cuestionar su importancia, los beneficios son numerosos y significativos.

Para la experta en pedagogía infantil, Clara Inés López, quien tiene más de 22 años de experiencia en diferentes instituciones educativas de Colombia y Estados Unidos, uno de los beneficios más importantes de integrar el arte y la música con la educación infantil y juvenil es el desarrollo cognitivo. “La investigación ha demostrado que la exposición a las artes y la música puede mejorar la capacidad de los niños para pensar de manera crítica y creativa. Las artes enseñan a explorar nuevas ideas y a experimentar con diferentes formas de expresión. Estas habilidades son fundamentales para el aprendizaje en todas las áreas académicas y pueden contribuir a un mejor rendimiento en la escuela”, explica la docente.

La profesora López asegura desde su experiencia que la combinación arte-música puede ayudar a los niños a expresarse de manera más efectiva. “A través de la pintura, el dibujo, la música y otras formas de arte, los niños y adolescentes pueden comunicar sus emociones, ideas y experiencias de una manera que no siempre es posible con las palabras. Esto puede ser muy positivo para los niños y jóvenes que tienen dificultades para expresarse”.

La docente recalca que la música interviene directamente en las competencias educativas fundamentales, potenciando las facultades psicológicas, sociológicas e intelectuales de los niños. “Cuando se escucha música, el cerebro se activa, despertando así, las emociones, la imaginación y los sentimientos”, explica López.

La experta consultada por Lazos Delagente destaca que la participación en las artes también puede ayudar a mejorar la autoestima de los niños y jóvenes. “Cuando un niño crea algo, ya sea una pintura, un dibujo, una canción o participa en una obra de teatro, se siente orgulloso de su logro. De esta manera puede aumentar la confianza en sí mismo y en sus habilidades”, comenta la docente.

Investigaciones recientes también han demostrado que el arte y la música juegan un papel importante en el desarrollo social de los niños. Muchas actividades artísticas requieren trabajo en equipo y colaboración, lo que ayuda a los niños a desarrollar habilidades de comunicación y cooperación, y a aprender a trabajar de manera efectiva con los demás.

Finalmente, la especialista consultada por Lazos, reitera que la relación de la música y el arte con el estudio es muy positiva porque estimula el desarrollo del cerebro, junto con las habilidades para el lenguaje, las matemáticas y la memoria. “Por lo general, los estudiantes que tienen clases de música y arte, tienden a tener un mejor rendimiento académico”, puntualiza la maestra.

Está claro que las artes y la música son un elemento trascendental en el desarrollo del pensamiento creativo de niños y jóvenes, desde ellas, se puede ampliar y mejorar la capacidad imaginativa y reflexiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *