Tres técnicas para dormir

Muchas personas tienen dificultades para conciliar el sueño o para mantenerlo durante toda la noche, por eso, te recomendamos estas técnicas para dormir mejor.

Tres técnicas para dormir

Todos hemos tenido esos días en los cuales sentimos que la energía de nuestro cuerpo es mínima, bostezamos con frecuencia y nos cuesta concentrarnos, comprender algunas conversaciones o seguirles el hilo, en muchas situaciones todo lo anterior está relacionado con las horas de sueño que se hayan tomado previamente. Con la finalidad de evitar todas estas incómodas señales, que dificultan la realización de las actividades cotidianas, te compartimos tres técnicas para dormir mejor.

“Dormir es esencial porque mientras lo hacemos, se llevan a cabo importantes procesos fisiológicos y psicológicos que nos permiten mantener una buena salud y un óptimo rendimiento. Algunas funciones importantes del sueño son la reparación y regeneración celular, la consolidación de la memoria, brindar descanso al cerebro y a todo el cuerpo en general, así como aportar a la regulación del estado de ánimo”, menciona Daniela Jurado, psicóloga de la Pontificia Universidad Bolivariana, consultada por la revista Lazos Delagente.

Recuerda que la calidad de tu sueño puede afectar tu salud y tu bienestar a largo plazo. Si tus problemas para dormir persisten, no dudes en consultar con un especialista.

Con el objetivo de aportar al mejoramiento de la calidad de tu sueño, a continuación y contando con el respaldo de la experta contactada, te compartimos tres técnicas para dormir mejor.

Escaneo mental corporal

El escaneo corporal requiere que la atención se enfoque en el cuerpo y consiste en realizar un recorrido mental que inicia por los dedos de uno de los pies, pasando por la planta del pie, el talón y ascendiendo poco a poco hasta llegar a la cabeza. A continuación, se repite la misma dinámica empleando el costado con el que no se haya iniciado el ejercicio, lo que quiere decir que si se inició con el pie derecho, se continuará el ejercicio con el pie izquierdo.

Practica la respiración abdominal

Para emplear esta técnica, se lleva la mano sobre el vientre, seguidamente, se realiza una inhalación de tal manera que se empuje la mano hacia afuera mientras se eleva el vientre. El pecho debe permanecer sin moverse. Contener la respiración por cinco segundos y soltar el aire por cinco segundos. El proceso se repite hasta conciliar el sueño.

Realiza algo tranquilo y relajante como leer un libro

Para quedarse dormido la relajación es clave, por eso, además de contar con una hora regular para ir a la cama, así como con un ambiente confortable y tranquilo, el realizar alguna actividad relajante como la lectura es fundamental para caer rendidos en los brazos de Morfeo.

Te recomendamos leer Estos son los alimentos que te ayudarán a dormir mejor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *