ACTUALIDADBellezaBelleza y BienestarEstéticaSalud

¿Tu alimentación contribuye en la caída del cabello?

0

La caída o pérdida del cabello se ha convertido en un problema que afecta a muchas personas. Muchas veces se produce por alguna enfermedad, estrés, productos químicos, cambios hormonales, alto consumo de alcohol y tabaco o, simplemente, por llevar una mala alimentación.

La caída del cabello se ha convertido en una consulta muy frecuente en dermatología, ya que esta “puede ser transitoria o definitiva, y son múltiples las causas que la producen. Es fundamental analizar la historia clínica personal y familiar, ya que muchas enfermedades sistémicas pueden aumentar la caída del cabello, como los desórdenes hormonales, la anemia, enfermedades inmunológicas, infecciosas, el postparto, factores emocionales como la depresión, el estrés, la ansiedad y, la indiscutible, genética”, asegura Natalia Montoya, Dermatóloga de la Universidad del Valle.

Actualmente no hay estudios que aseguren qué alimentos generan la pérdida de cabello, sin embargo, una mala alimentación se puede ver reflejada en nuestro cabello, salud y piel. Es por esto que la privación de algunos alimentos y nutrientes puede “contribuir en la aparición de algunos tipos de alopecia. Por ejemplo, la privación calórica producida en pacientes con anorexia o con bulimia, genera una alteración en el ciclo del cabello por alrededor de seis meses”, señala Rodrigo Caicedo, Especialista en Dermatología, Profesor Postgrado Universidad Icesi Cali.

Agrega el especialista, “además, se debe tener en cuenta los pacientes con obesidad centrípeta, hipertensión arterial, intolerancia a carbohidratos y niveles altos de colesterol y triglicéridos. Personas con estas condiciones son más propensos a sufrir alopecia androgenética”.

Para disminuir la pérdida de cabello por estas condiciones, es importante el consumo de grasas saludables, evitar el consumo de azúcares, realizar ejercicio constantemente, tener una dieta rica en fibra y antioxidantes. De esta manera “se mejora la microcirculación, mayor oxigenación, menos conversión de dihidrotestosterona y, como resultado a esto, no se presenta la alopecia androgenética”, puntualizó el doctor Caicedo.

De tal manera que una deficiencia de proteínas, minerales como el zinc, hierro, selenio, ácidos grasos como el omega 3, complejo B, vitaminas y biotina, “pueden conducir a anomalías estructurales, cambios en la pigmentación o pérdida del cabello”, indicó Natalia Moreno, Dermatóloga. Por eso, contar con una dieta balanceada puede mantener la vitalidad de nuestro cabello y organismo.

Según los especialistas, la vitamina D es un inmunomodulador. Cuando contamos con niveles bajos de esta vitamina, perdemos la modulación del sistema inmune, el cual ataca las células del folículo. Para incrementar la vitamina D, es recomendable incluir en tu dieta alimentos como el pescado, salmón, atún, huevos y quesos.

Lo que recomiendan los especialistas:

  • Aumenta el consumo de pescado, aguacate, nueces, vegetales y hojas verdes como la espinaca.
  • Evita el uso de tintes y químicos en tu cuero cabelludo.
  • Evita lavar diariamente tu cabello.
  • Evita el estrés.

Por último, no te automediques, consulta siempre a un especialista.

Conoce la “magia” del diseño de sonrisa

Entrada anterior

¿Sabías lo importante que son las TICS en la educación de tus hijos?

Siguiente entrada

Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Convenios recientes:

Resultado de imagen para cencosud

Convenios destacados:

Regístrate