EPSFuturas MamásSalud

La lactancia materna y sus beneficios

0

La lactancia materna empieza desde la época del embarazo, a través de una adecuada nutrición y ganancia de peso, y tras la decisión de amamantar, lo cual aportará muchos beneficios para la madre y el bebé.

Entre los beneficios de la lactancia materna se encuentra que la leche materna es el mejor alimento, ya que ofrece una combinación ideal de nutrientes, vitaminas, proteínas y grasas que son necesarias para el crecimiento del recién nacido. Además, la composición de la leche materna cambia conforme crece el bebé, de modo que satisface las necesidades en sus diferentes etapas de desarrollo.

Por otra parte, además de crear un lazo único entre la madre y su bebé, amamantar tiene beneficios para ambos, puesto que los protege de enfermedades y ayuda a crear sus propias defensas.

Para la madre, este proceso le ayuda a perder el peso ganado durante el embarazo y previene el cáncer de mama, de ovario y el riesgo de osteoporosis después de la menopausia.

La lactancia materna es mejor que el tetero o biberón, pues, como se mencionó anteriormente, es la mejor opción nutricional para los bebés. Lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud – OMS, es darle a tu bebé lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de vida y continuar con lactancia materna y alimentación complementaria hasta los dos años y más.

En EPS DELAGENTE, te compartiremos algunas recomendaciones para que al alimentar a tu bebé, la técnica de la lactancia materna sea la correcta:

  • El mentón debe estar en contacto directo con el seno.
  • La boca del bebé debe estar bien abierta y el labio inferior debe estar volteado hacia afuera.
  • La areola (parte oscura del seno) debe verse más por encima de la boca del bebé que por debajo.
  • Los movimientos de succión son lentos, pausados y profundos, y se puede ver y escuchar cuando el bebé consume la leche.

Almacenar la leche materna
Recuerda que también puedes almacenar la leche materna, lo cual permitirá que tu bebé siga recibiendo este alimento cuando te reincorpores al trabajo o a tus actividades, después de la licencia de maternidad.

Para almacenar la leche materna debes usar bolsas apropiadas, almacenar entre dos y cuatro onzas en cada bolsa, marcarlas con fecha y cantidad, poner las bolsas en el congelador y llevar un registro de lo almacenado. La descongelación de la leche materna no se debe hacer en horno microondas, ni a temperatura ambiente o exponiéndola a agua hirviendo. El método correcto es colocarla (en su envase de congelación), bajo un chorro de agua corriente a temperatura tibia o “baño de maría”. Una vez descongelada no se debe congelar nuevamente. La leche se debe dar al bebé usando cuchara en lugar de biberón.

Recuerda que la lactancia materna es un gesto de amor.

Si tienes dudas, acércate a tu IPS asignada o comunícate a nuestro contact center al 485 3530.

Sigue estos pasos y descubre cómo sacar, actualizar y descargar el RUT en línea

Previous article

¿Sabes cómo cuidar tu cabello durante el embarazo?

Next article

Comments

Leave a reply