FamiliaManejo Financiero

Lecciones sobre el dinero. Lo que los niños deben saber

0

“No hay duda que es más sencillo aprender en las edades tempranas de la vida, por ello, lo esencial sobre el dinero debe enseñarse desde los cinco años o antes”, asegura Stephan Sepúlveda, profesor de la facultad de Economía de la Universidad Javeriana.

Según el docente, lo primero que se debe hacer es explicarles qué es y para qué sirve el dinero. “Decirles que el dinero es un medio de intercambio, es un símbolo que representa el valor de las cosas. Esos símbolos los vemos en forma de billetes, monedas o tarjetas de crédito y débito; y nos sirven para comprar todo lo que necesitamos y queremos”, explica Sepúlveda.

Para el experto, la mejor forma para explicarlo es a través de ejemplos y juegos. “Se puede hacer con ejemplos teóricos, contándoles la historia del dinero; y con ejemplos prácticos, utilizando billetes de juguete. Es importante enseñarles que el dinero no es ni bueno ni malo, solo es un medio de intercambio, y cada persona decide la forma en que lo utiliza”.

El docente agrega que los menores deben saber que el dinero no sale de la nada, sino que hay que trabajar para obtenerlo. “El primer paso es enseñarles a los niños que el dinero se gana trabajando. Es fundamental que les pongas tareas sencillas, como recoger los juguetes, tender la cama, recoger la ropa sucia o lavar platos. Explícales que, así como ellos tienen esas tareas, papá y mamá tienen otras diferentes, y que hacerlas bien se traduce en recompensa que se llama salario o pago”.

Es bueno que los niños sepan cómo sus padres distribuyen el dinero en el hogar: pagando primero los servicios, el arriendo, comprando comida, pagando la educación; y después, si pueden, hacer gastos en cosas que no son de primera necesidad.

También se hace necesario que ellos sepan que no por pedir algo lo van a obtener de inmediato, que las cosas en la vida se deben ganar. “Los niños deben saber que endeudarse para tener una satisfacción inmediata tiene repercusiones en el futuro, y que es preferible tener paciencia y apostarle al ahorro”.

En conclusión, según el profesor Sepúlveda, los niños tienen que aprender a identificar entre lo que quieren y lo que necesitan. El dinero debe cubrir primero las necesidades básicas y luego los deseos. Además, es importante que sepan que el dinero no es sinónimo de felicidad.

Hablemos de la piel y su proceso de cicatrización

Previous article

Halloween, una noche para no disfrazar la responsabilidad

Next article

Comments

Leave a reply