FamiliaFuturas Mamás

¿Sabes cómo tener la casa segura para tu bebé?

Sabes cómo tener la casa segura para tu bebé
0

La inmensa curiosidad que caracteriza a los niños, junto a una falta de prevención por parte de los padres, puede aumentar la posibilidad de que se presenten accidentes caseros, como quemaduras, caídas, cortes, aplastamientos o intoxicaciones.

En la Convención sobre los Derechos del Niño, que ha marcado un hito y ha sido ratificada por casi todos los países del mundo, se afirma que todos los niños tienen derecho a disfrutar de un ambiente sin riesgos, al abrigo de las lesiones y de la violencia; por este motivo, todos los esfuerzos que como padres se realicen para velar por la integridad de los menores, son bienvenidos.

Los residuos orgánicos son desechos de origen animal y/o vegetal. Una de sus principales características es que tienen la capacidad de degradarse de manera rápida y transformarse en otro tipo de materia orgánica.

En la revista Lazos Delagente conversamos con Eduardo Medina Torres, consultor certificado en seguridad infantil con formación como Childproofer y Child Passenger Safety Technician en EE. UU., miembro de la IAFCS (Asociación Internacional para la Seguridad Infantil) y creador de “Morada Segura”, quien afirma: “Se debe reorganizar la casa, dejar fuera del alcance de los niños, y ojalá fuera de la vista, elementos como: medicamentos, pilas, artículos pequeños (que puedan ingerir o tragar), herramientas, controles remotos, velas e inciensos; así como objetos que se puedan conectar a la energía, como el caso de las trotadoras, caminadoras, equipos de gimnasia, trituradores de papel, entre otros”.

Asimismo, el experto indica que otro aspecto al cual se le debe brindar atención, es “adecuar las cortinas y persianas; ponerle seguro a las cuerdas que se usan para correrlas o subirlas y bajarlas, evitando que los niños se enreden en ellas y puedan ahorcarse o lastimarse; también, se deben reubicar los productos de aseo, tanto los del hogar, como los de uso personal y cosmético”.

Brindar un entorno seguro a los niños, donde los riesgos de accidentes se minimicen al máximo, es una de las responsabilidades de los padres; por esta razón, luego de realizar la reorganización de los elementos nombrados, se pasa a una segunda etapa, en la cual se lleva a cabo una cierta adecuación arquitectónica.

En este sentido, Medina menciona que es indispensable “anclar a la pared todo tipo de muebles o artículos que se puedan venir encima o que el bebé o niño pueda tumbar como, por ejemplo: televisores, bibliotecas, armarios, cajoneros y demás; restringir el acceso a la cocina y, en el caso de una vivienda con escaleras, poner puertas en ambos accesos. También, se debe impedir el acceso a los tomacorrientes para evitar que el niño se electrocute, para esto existen tomas de seguridad”.

En las viviendas encontramos algunos espacios o elementos que representan un riesgo latente para los menores, por lo que deben contar con mallas de seguridad o algún tipo de barrera que impida su acceso, tal es el caso de los balcones, terrazas y ventanas. De igual manera, se debe verificar el correcto estado de las barandas de estos.

Para finalizar, el especialista expresa que se deben revisar los baños y “cerciorarse que los pisos no sean resbalosos, en caso de serlo, pegar cinta transparente antideslizante especial para tinas y duchas; colocar seguros en las puertas y cajones, para evitar que se machuquen; y, por último, organizar todos los cables de electrodomésticos y otros artículos, dentro de una canaleta, evitando que estén a la vista de los niños”.

Si este tema es de tu interés, te recomendamos seguir a Eduardo Medina en Instagram como @moradasegura o visita su página web www.moradasegura.com

Si eres un emprendedor, estas series son para ti

Previous article

¿Sabes qué es la sonrisa gingival?

Next article

Comments

Leave a reply