FamiliaTecnología

Sexting, una práctica que puede resultar muy peligrosa

0

Cabe resaltar que el “sexting”, anglicismo que se usa para referirse al envío de mensajes, fotos y vídeos sexuales, no es un delito. No obstante, se convierte en un peligro cuando este material es compartido entre dos o más personas, debido a que se vuelve un mecanismo para chantajear o extorsionar a alguno de los implicados.

Habitualmente el sexting se suele realizar de manera íntima, entre dos personas, aunque puede llegar a manos de muchos otros usuarios si no se respeta esa intimidad. Lo que infortunadamente es bastante habitual. De ahí, su mala fama, a pesar de ser una de las prácticas más comunes en la actualidad, con la que las parejas mantienen relaciones sexuales cuando la distancia lo impide o, simplemente, por placer o para escapar de la rutina.

“Cuando abusan de la confianza de exparejas o conocidos, y sacan de sus celulares fotos en las que se les ven sus partes íntimas o vídeos sexuales y quieren aprovecharse de ello, es extorsión por modalidad de sexting. No es el hecho de que se tomen las fotos y las envíen, sino lo que hace la persona que recibe el material”, explican las autoridades.

Pese a los riesgos, ¿por qué es tan habitual esta práctica? De acuerdo con el sexólogo José Manuel Garrido, “a las personas les agrada producir emociones intensas. Resulta apasionante enviar una foto que sabes que va a excitar a la persona que la recibe. Esto genera la sensación de unión e intimidad, pero puede ser peligroso”.

De acuerdo con el Gaula de la Policía Nacional, los departamentos donde se registra el mayor número de procesos de extorsión por la modalidad de sexting, son Cundinamarca, Valle del Cauca, Meta y Atlántico. “En materia jurídica para este tipo de actos, el Código Penal señala que si una persona obliga a otra a actuar en contra de su voluntad, afirmando que si no lo hace puede afectar su integridad, se expone a una condena de 16 a 32 meses de prisión”, asegura el abogado penalista Eider René Parra.

El doctor Parra agrega, “en cuanto a la extorsión por obligar a una persona a través de la utilización de violencia o intimidación, a realizar u omitir un acto o negocio jurídico con ánimo de lucro y con la intención de producir un perjuicio patrimonial, la ley establece prisión de 16 a 24 años, como pena máxima”.

Recomendaciones para que evites convertirte en una víctima

  • Según la Policía Nacional, la recomendación más importante, aunque suene obvia, es no guardar material íntimo en los celulares, pues la tecnología puede fallar y los archivos se pueden replicar, aparte de que los robos de celulares están a la orden del día.
  • De acuerdo con el Gaula, la mayoría de víctimas de esta clase de extorsión son menores de edad. “Se debe ejercer un control por parte de los padres o adultos responsables sobre el acceso que tienen los menores a redes sociales, celulares y tabletas”.
  • Se recomienda conocer en qué redes sociales tienen cuentas tus hijos; indicarles que no acepten solicitudes de amistad de gente desconocida; que no accedan al envío de fotografías de ningún tipo (íntimas, casuales), así sean solicitadas por personas conocidas.

Elimina la caspa de tu cuero cabelludo con remedios naturales

Previous article

Haz que tus zapatos luzcan como nuevos con estos consejos

Next article

Comments

Leave a reply