SaludTemas Recientes

Si llegaste a los 40 así debes alimentarte por el bien de tu salud

0

Cuando llegas a los 40 años tu cuerpo vive una serie de cambios por lo que los especialistas recomiendan mejorar tu dieta para que obtengas los nutrientes necesarios, y además, acomodar tus hábitos y estilo de vida.

Después de llegar al ‘cuarto piso’ no solo es más complicado perder peso sino que también aparecen algunos problemas de salud a los que debes prestar atención. De nosotros depende prevenir algunas enfermedades y tener una buena calidad de vida en la etapa de la vejez.

Calcio (si eres mujer): debido a que la producción de estrógeno disminuye al llegar a los 40, tus huesos tendrán mayor dificultad para absorber el calcio de los alimentos. Por lo que aumenta el riesgo de padecer osteoporosis y fracturas que pueden generar secuelas en el futuro. Lo ideal es que consumas alrededor de 1000 miligramos de calcio al día. Algunos alimentos que pueden aportarlo son: el queso, las almendras y el yogurt.

Proteínas: a medida que aumentamos de edad, la masa muscular disminuye, por lo tanto, al llegar a los 40 debes aumentar el consumo de proteína. Lo ideal es incluir alrededor de 30 gramos en cada comida. Las mejores opciones son: la soya, el pollo, los huevos y el pescado.

Menos sodio: el problema más común que notarás al llegar a los 40 es la hinchazón o inflamación. Para reducir su frecuencia y gravedad, una buena idea es consumir poco sodio. Para lograrlo, basta con disminuir el consumo de sal.

Más antioxidantes: al llegar a los 40 comenzarás a experimentar problemas relacionados con el envejecimiento, en la piel o en las articulaciones. Te recomendamos incluir en tu alimentación los siguientes alimentos: fresas, moras, uvas, brócoli, té verde y chocolate amargo.

Menos alimentos grasos: es fundamental evitar la grasas saturadas como por ejemplo la mantequilla, los fritos y las carnes grasas, las cuales aumentan los niveles de colesterol en la sangre y se acumulan en las paredes de las arterias dificultando el paso de la sangre, aumentando el riesgo de arteriosclerosis.

Actividad física: cuando te ejercitas, el cuerpo, los huesos y músculos se fortifican, se oxigena la sangre y se desintoxica el organismo, procesos fundamentales después de llegar a los 40.

La entrevista laboral, prepárate para afrontarla con éxito

Entrada anterior

Con Cynthia Montaño celebramos el Día de la Afrocolombianidad

Siguiente entrada

Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Iniciar sesión/registrarse